Sierra de la Ventana, Miércoles 27 de enero 2021
Buenos Aires | Argentina

“Vamos a tener los inspectores en la calle, vamos a tener un refuerzo con el Operativo Sol y va a haber una presencia policial con las instrucciones para recomendar que la gente no se amontone” – Ezequiel Gabella

Después de un fin de semana largo con mucho movimiento de gente, algunos accidentes y hechos desafortunados, esta mañana conversamos con el Secretario de Seguridad y Gobierno de Tornquist, Ezequiel Gabella.

“Entiendo que por una desinteligencia un hijo adolescente podría llegar a ocurrir, pero a los 2 años creo que es una edad donde se depende mucho de los padres y llama mucho la atención” opinó en un principio Ezequiel sobre lo ocurrido el pasado domingo en Parque Norte, donde una pareja proveniente de Pigüé dejó olvidada a una niña de tan solo 2 años en el balneario de Tornquist. “Esta gente de familia muy numerosa aparentemente habían viajado en dos vehículos y la madre estaba convencida de que la niña volvía en el otro auto” compartió Ezequiel los dichos de los padres lo que explicaría un poco la situación. “Desde el punto de vista legal no tenemos ningún argumento para negar la restitución del menor a los padres, pero si notificamos al servicio de Pigüé para que sea responsabilidad de ellos estar en contacto con la niña” agregó.

También conversamos sobre el accidente sufrido en la calle Moreno donde un vehículo a una velocidad muy fuerte invistió a otros dos que habían reducido la velocidad por un lomo de burro. “No hubo que lamentar heridos de gravedad, inmediatamente me dirigí al hospital y me pasaron el parte. Sólamente se trasladó de manera preventiva a uno de los accidentados para hacerle una tomografía en Bahía Blanca porque había sufrido un golpe en la columna” informó. “No deja de ser preocupante, hay que ocuparse” mencionó el Secretario de Seguridad y Gobierno.

“La realidad es que los chicos se están juntando en encuentros que no se encuadran en la situación epidemiológica actual. Uno tiene que intentar, con errores, llevar a cabo un Municipio en base a la realidad. Uno tiene que ver de qué manera los chicos se pueden juntar de la manera más segura posible, y ver cómo hacer para que ellos se junten de manera segura” comenzó explicando Ezequiel la razón del movimiento causado en el acceso de Tornquist por la ruta 76. Gabella aclaró que no había nada organizado, pero que eran conscientes de que los jóvenes ya habían elegido el cruce porque sentían que no molestaban a nadie y porque es un lugar amplio. “Siendo conscientes de que los chicos se iban a juntar ahí, lo que hicimos fue reforzar la presencia policial para que no haya peleas ni picadas. Creo que a partir de lo ocurrido el sábado no podemos hacernos los sonsos de que algo se haga tan grande”.

Este fin de semana pasado también hubo mucho movimiento en las localidades turísticas de Sierra de la Ventana y Villa Ventana, a lo cual Gabella opinó: “Podemos tomar un montón de medidas preventivas, pero va a haber una circulación de gente que podría facilitar el contagio. Que eso no ocurra depende en un 99 % de la responsabilidad individual, es muy bajo el porcentaje de lo que uno pueda llegar a hacer desde el Estado. Vamos a tener los inspectores en la calle, vamos a tener un refuerzo con el Operativo Sol y va a haber una presencia policial con las instrucciones para recomendar que la gente no se amontone en un lugar”.

Por otro lado, le preguntamos a Ezequiel cuáles son los procedimientos que los locales tienen que cumplir en el caso de que alguno de los empleados se contagie de Covid-19: “Con bromatología uno puede controlar los alimentos que se venden en un negocio. Distinto es una situación sanitaria. El Municipio no debe imponerle a un negocio cerrar sus puertas o obligar a desinfectar, por ejemplo. Es responsabilidad del comerciante, aunque cometería una falta si hay personas trabajando cuando desde el área de salud se le pidió que se queden en sus casas”.

“En tanto y en cuanto no genere un problema serio de entorpecimiento del tránsito vehicular, estamos muy abiertos a permitirles a algunos locales gastronómicos que puedan hacer uso de los espacios públicos para permitirles el distanciamiento a los comensales” respondió Ezequiel cuando le preguntamos si los comercios podrían ampliar sus límites en veredas y calles. También aprovechó para aclarar que “en el momento en que se corta una calle a alguien seguro le va a molestar. Pero somos un distrito turístico, y en los lugares turísticos hay una tendencia a darle más espacio al peatón para circular que a los vehículos”.

“Si pretendemos realmente ser un lugar turístico tenemos que hacer lo que el turismo necesita para desarrollarse” expresó finalmente.

Nota completa a continuación: