Sierra de la Ventana, Domingo 17 de enero 2021
Buenos Aires | Argentina

Sorprenden dos hechos ocurridos este domingo en Parque Norte de Tornquist.

Sucedió en Balneario Parque Norte, donde una niña fue olvidada por sus padres y dos hermanos se salvaron luego del paso del tren. Nota con Ezequiel Gabella.

Quienes trabajaron en el lugar, no salían de su asombro en Balneario Municipal “Parque Norte” de Tornquist, cuando en el atardecer de este domingo se produjeron en simultáneo dos hechos que convocaron a fuerzas de seguridad, hospital, autoridades comunales y bomberos.

 

Pasada la hora 20 se escuchó la sirena de los servidores públicos, informándose en principio que una mujer se había arrojado desde el puente del balneario.

 

La policía que ya estaba en el lugar porque habían hallado a una niña llorando y reclamando a sus padres, fue notificada de un hecho que había informado el conductor de un tren que pasaba por el conocido puente de hierro del Balneario, dando cuenta de que una mujer se había arrojado del mismo.

 

Al tomar conocimiento nuestro medio, consultamos al Secretario de Gobierno y Seguridad, Ezequiel Gabella, que informó lo sucedido, no saliendo de su asombro.

 

“La verdad que se dio una situación muy compleja, porque en simultáneo y en el mismo lugar ocurrieron dos situaciones que no dejan de ser parte de la crónica de seguridad, y se trataría de algo que rápidamente se resolvió”.

 

“Una nena de unos 6 o 7 años que estaba muy nerviosa reclamaba a sus padres en el predio de Parque Norte y pudo comprobarse, aunque cuesta creerlo, que los mismos procedentes de Pigüé, vinieron a pasar el día y se olvidaron a su propia hija en el lugar, situación de la cual se dieron cuenta cuando les avisaron en su localidad de lo ocurrido y que la niña los reclamaba”.

 

“En simultáneo a esa situación, cuando el personal policial estaba ahí y yo me dirigía al lugar , reportan que una persona, aparentemente una mujer, se había arrojado de las vías, situación que había visto el maquinista cuando pasaba el tren, cosa que hizo presumir un posible suicidio o intento, y en verdad es otra cosa que cuesta creerlo, se trataba de una pareja de hermanos (Varón y Mujer) de Bahía Blanca que estaban pasando el día y decidieron cruzar el puente entre los durmientes en circunstancias en que el tren se dirigía hacia ellos”.

 

“Cuando estaban en la mitad del recorrido se dieron cuenta de que no podrían cruzar. El varón en esa circunstancia alcanza a pasar pero su hermana no, y se arrojó desde el puente (entre los durmientes) a las bases del mismo que están a dos metros y como consecuencia de ello se golpeó y se lastimó el labio”.

 

“Esto cuesta creerlo, por suerte la niña del primer hecho estaba bien, con una crisis de nervios por no encontrar a sus padres y la joven no sufrió más lesiones aunque sí estuvo al borde de caer al vacío”, culmina.