Sierra de la Ventana, Viernes 04 de diciembre 2020
Buenos Aires | Argentina

Un caso de Covid en un geriátrico y uno en la papelera generaría un brote masivo de contagios en Tornquist.

Lo aseguró el intendente Sergio Bordoni en conferencia de prensa.
El intendente recalcó que por un caso positivo de Covid-19, se tuvo que aislar a 100 personas. Además, adelantó que por el momento no habrá retroceso de fase ni se cerrarán actividades. También habló Ezequiel Gabella.

Este martes, en el despacho del intendente municipal, se realizó una conferencia donde Sergio Bordoni y el Secretario de Gobierno y Seguridad, Ezequiel Gabella, se refirieron al nuevo brote de coronavirus en el distrito, que sería más masivo que los dos anteriores.

“Lamentablemente tenemos nuevos brotes en el distrito, sobre todo en la ciudad de Tornquist, donde una persona nos provocó un aislamiento de 100 personas y, por consiguiente, se ve afectada la firma Interpack, en la que un operario dio positivo y donde seguramente van a aparecer infectados”, sostuvo el jefe comunal.

“Después de muchos días con síntomas, una persona se acercó al hospital a hacerse un hisopado, dio positivo y seguramente ha provocado contagios masivos en la localidad”, añadió, subrayando que solo por ese infectado se tuvo que aislar a un centenar de personas.

En ese sentido, indicó que “ante se hacía el seguimiento tanto de las personas infectadas como de los aislados preventivamente; pero hoy nos vamos a abocar solo a los contagiados. Los aislados que tienen síntomas se deben contactar con Atención Ciudadana para luego ser hisopados”. “Sí vamos a constatar que no circulen en la calle”.

“Suponemos que esta vez va a ser peor que la otra, por cómo se fue desarrollando y el tiempo que tardó (la persona en la que se inició el foco) en hacerse el hisopado. Va a ser un brote mucho más peligroso que los dos anteriores que tuvimos”, manifestó.

Bordoni también confirmó que “tenemos un caso en un geriátrico y también es preocupante, por la edad de los abuelos. Tenemos que ver por donde pudo haber entrado y realmente nos preocupa”.

“Hoy hay tres personas internadas en el hospital, de los cuales dos están evolucionando bien –continuó-. Ojalá sigamos con esa tendencia, de que el virus sea benévolo, pero creemos que estamos ante una situación más compleja de la que tuvimos anteriormente”.

Por ello, el intendente sostuvo que “a pesar de que se dan libertades, tenemos que cuidarnos. Si no respetamos esas libertades, nos van a obligar a tomar medidas que no queremos, pero sino colapsa la salud y va a llegar un momento en el que no vamos a poder atender la necesidad sanitaria de nuestro distrito”.

“Si realmente nos preocupa la salud y queremos hacer las cosas bien, tenemos que colaborar, no queda otra, dijo y, en esa dirección, aseguró que “vamos a tratar de sostener todo lo que se pueda sostener, porque los protocolos con los que se están trabajando, están dando resultados”.

Asimismo, en cuanto a los controles, dijo que continuarán; “si no se entiende el sacrificio que estamos haciendo, tenemos que levantarlos y dejar todo a la deriva”. Sin embargo, “seguimos apostando a cuidar a la gente, pero necesitamos que la gente se quiera cuidar; si no se quiere cuidar, es muy difícil mantener esta postura”.

“SI LEVANTAMOS LOS CONTROLES, LA COMARCA VA A SER UNA FILIAL DEL AMBA”

Por su parte, el Secretario de Gobierno y Seguridad, Ezequiel Gabella, señaló: “De la totalidad de casos positivos, el 98,3% transitó la enfermedad sin mayores complicaciones, pero hay un 1,7%, que significa que fallecieron dos personas, lo que es motivo suficiente para darle la importancia que se merece la situación, sin caer en un temor infundado”.

“Parece mentira que en los tiempos que corren, haya personas que desconocen cuáles son los síntomas y ese fue la excusa por la cual no denunció que era una persona posiblemente contagiada por Covid-19”, dijo.

En tanto, advirtió que “este fin de semana se vieron chicos jugando a la pelota en espacios públicos, no hay cosa más linda y sana que ver a un chico jugando, pero en este momento no lo es. Es un riesgo muy grande, así que se va a instruir a los inspectores y policías para que no permitan que sé de esa situación. Los padres serían los que tendrían que tomar algún tipo de medida, peor lo visto no lo hacen”.

Por otro lado, “es un sacrificio muy grande que se toma para poder sostener la fase 4 y que algunas actividades estén trabajando. A cambio, pedimos que haya un respeto por las normas porque si no va a implicar mayor perjuicio económico para otras personas que viven de algunas actividades que van a tener que cerrarlas si nosotros retrocedemos de fase”.

“Tenemos que seguir con los controles porque si los levantamos, la comarca turística pasa a ser una filial del AMBA”, dijo además.