Según informó Vialidad Nacional, organismo que depende del Ministerio de Obras Públicas, habrá excepción de pagos y carriles exclusivos para los trabajadores de actividades esenciales y un descuento extra del 20% para los usuarios del sistema Telepase.

En este sentido, las autoridades explicaron que en los accesos Norte, Oeste y Riccheri se contará con una fila especial para los vehículos de trabajadores de la salud y de las fuerzas de seguridad, quienes no deberán abonar ninguna tarifa para pasar.

Se habilitarán de 3 a 4 cabinas en cada sentido por autopista, asegurando el traslado de quienes cumplen tareas esenciales y se mantendrá el carril exclusivo para que los vehículos sanitarios puedan circular en forma ágil.

El personal sanitario y de las fuerzas de seguridad estará excento del pago de peaje. (Aglaplata)

El personal sanitario y de las fuerzas de seguridad estará excento del pago de peaje. (Aglaplata)

A través de un comunicado, la empresa Autopistas Urbanas S.A. (AUSA), que se encarga del mantenimiento y el cobro del peaje en estos ingresos a la Capital Federal, precisó que “las cabinas y el personal contarán con todos los elementos de prevención e higiene”.

Además, anunció que se otorgará un descuento extra de hasta el 20% para los nuevos usuarios de TelePASE, el cual se suma al que ya se daba anteriormente de hasta el 30 por ciento, por lo que representa una rebaja total que puede alcanzar la mitad del precio original.

Podrán acceder a este beneficio los conductores que se sumen por primera vez al sistema y se inscriban antes del 23 de mayo. De acuerdo con el texto, esta medida se tomó para fomentar “un acceso más ágil” y “con el propósito de reducir al máximo los pagos manuales”.

La compañía detalló que también “se está trabajando en la realización de los controles del Certificado Único de Circulación a través de TelePASE, cruzando con la base de los registros de permisos de la Ciudad”.

También habrá protocolos de seguridad para controlar que la gente que esté circulando cuente con el permiso correspondiente. (Gustavo Gavotti)

También habrá protocolos de seguridad para controlar que la gente que esté circulando cuente con el permiso correspondiente. (Gustavo Gavotti)

“Esto permitirá que el usuario pueda pasar sin detenerse, ya que los controles en estas vías estarán para verificar que haya una sola persona en el vehículo. De no ser así, el personal policial los detendrá y solicitará los permisos de cada uno”, explicó AUSA.

Asimismo, se dispondrá de equipos de Seguridad Vial para el monitoreo de la circulación y, de ser necesario, se llevarán a cabo protocolos de actuación rápida para mejorar la fluidez en los ingresos a las autopistas.

Por otra parte, la empresa aseguró que para retomar su actividad se adoptaron varias medidas sanitarias y de seguridad para el cuidado de los empleados del peaje y de los conductores, como el uso obligatorio de barbijo y máscara y la colocación de alcohol en gel, agua y jabón para la higiene frecuente de manos en las cabinas de cobro.

También se implementará “un nuevo modelo de cobro”, el cual incluye la incorporación de un protocolo especial de actuación ante casos sospechosos COVID-19, la decisión de tomarle la temperatura corporal a toda persona que ingrese a cualquier establecimiento de la compañía y cambios en el modo en el que trabajan los empleados de limpieza.

Por último, se difundirá un instructivo preventivo con todas las medidas de seguridad para las personas que operan las cajas se colocarán barreras físicas de acrílico en cada cabina para distanciamiento social.