Sierra de la Ventana, Viernes 05 de junio 2020
Buenos Aires | Argentina

Ciudades de todo el país se suman al uso de sirenas de bomberos para reforzar el aislamiento

Localidades de las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Chubut están usando la sirena de los bomberos para señalar una suerte de “toque de queda” a partir de las 19 y anunciar así la finalización del horario comercial para que la gente que salió a hacer compras regrese a su casa, para reforzar el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para minimizar la expansión del coronavirus.

En el partido de La Costa, el sistema de aviso comenzó la semana pasada para indicar la finalización del horario comercial que el municipio unificó, para los rubros autorizados, entre las 9 y las 19: Por eso, las sirenas de los bomberos voluntarios de Santa Teresita suenan a las 19 desde el cuartel de la calle 8 entre 29 y 30. “Dependiendo de la dirección del viento, podemos escucharlas desde la calle 44, aunque tratamos de no salir de casa”, explicaron Alejandro Olivella y Alejandra Álvarez, ambos comerciantes de esta ciudad de 23 mil habitantes. “Desde ese momento, no se puede circular más por la calle”, completan.

También en San Clemente del Tuyú, a 20 kilómetros al norte y en el mismo municipio, se escuchan las sirenas. Marcelo Pradells tuvo que cerrar las puertas del comercio que tiene sobre la calle principal y le dice a Télam que el sonido es “un poco angustiante”. Además, relata que el aviso es acompañado por patrullas que recorren las calles haciendo sonar un audio que alerta sobre la importancia de respetar el aislamiento, de hacer las compras antes de las 19 y de mantener la distancia de dos metros recomendada, entre otras sugerencias de cuidado.

En Mendoza, la provincia se sumó a la mecánica de aviso con las sirenas de los bomberos y de las fuerzas policiales a partir de las 19 de este martes y durante todos los días que dure el período de aislamiento con el objetivo de que los ciudadanos cumplan el horario comercial y respeten las restricciones para circular, según explicaron las autoridades.

Pero el martes, cuando sonaron las sirenas, varios sintieron que volvían al otoño de 1982. “Me recordó cuando era chica y vivía en Río Negro. Mi hermano tenía 17 años y cuando sonaban las sirenas, mi madre nos encerraba en una pieza con terror porque la angustiaba de que su hijo fuera convocado para ir a Malvinas. Pasábamos ratos a oscuras, esperando que se fueran los camiones y la policía”, evocó a Telam Gabriela Nuñez, de 40 años y residente en la ciudad mendocina de San Rafael.

En el sur, el sistema de notificación trajo memorias semejantes, cuando en las ciudades se realizaban simulacros de oscurecimiento durante el conflicto armado contra Inglaterra de 1982 por la soberanía de las Islas Malvinas.

En Chubut, suena la sirena de los cuarteles de bomberos voluntarios a las 19:30 avisando que a partir de esa hora los comercios deben cerrar sus puertas y media hora después, es decir a las 20, no se permite a nadie circular por la vía pública.

“Hasta esa hora, pueden circular solo aquellas personas que están autorizadas o quienes tienen que concurrir a realizar compras dentro de los parámetros dispuestos; pero a partir de allí y hasta el día siguiente, no se permite a nadie estar en la calle”, explicó el ministro de seguridad Federico Massoni al explicar los alcances de la medida en el marco del aislamiento.

Sin embargo, en Río Negro desistieron de aplicarlo “para no generar estrés en la población ni afectar a las personas con situaciones mentales particulares o a las mascotas”, explicaron fuentes del municipio.

Donde sí se aplica es en algunos distritos bonaerense. En Balcarce, el municipio decidió endurecer las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio tomadas por el Gobierno nacional y decidió que los comercios cerraran a las 16 tras el toque de sirena que realizarán los bomberos.

Según explicó el intendente Esteban Reino, “buscamos disminuir la circulación de gente en las calles que la realizarán los bomberos voluntarios de esta ciudad bonaerense”. “Tomo esta decisión ya que una parte de la población no cumple con el aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por el Presidente. Después de las 16, solo funcionarán farmacias, estaciones de servicio, delivery y salud privada en consultorios”, agregó.

Por último, otro caso es el de Carlos Casares, donde el “toque de queda”, en términos del jefe comunal, suena a las 18:30, según decretó el intendente Walter Torchio, porque “había mucha gente que no cumplía el aislamiento y, después de hacer compras, se quedaba circulando”, según explicó en su cuenta de Twitter.

“Es una medida angustiante, uno hubiera preferido no llegar a esto. Pero hemos corroborado, en el transcurso de este tiempo, que mucha gente no cumple con el aislamiento preventivo”, dijo el jefe municipal de Carlos Casares, Walter Torchio, a radio Continental.