Sierra de la Ventana, Martes 07 de julio 2020
Buenos Aires | Argentina

La “araña de rincón”, un peligro letal: su veneno es 15 veces más potente que el de la cobra

Araña de rincón

El reciente caso de una nena de 3 años en Bahía Blanca, internada en grave estado, obliga a recordar cómo actuar ante una picadura.

La picadura de una “araña del rincón” dejó en terapia intensiva y con daños internos a una nena de 3 años. La nena está internada en un hospital de Buenos Aires, donde recibió el tratamiento específico con el antídoto. El caso, que ocurrió en Bahía Blanca, es un llamado de atención para los padres, dado que esta especie se halla en toda la Argentina.

El caso ocurrió el pasado domingo, cuando la menor festejaba su cumpleaños. Los padres notaron que la nena presentaba un hematoma en el ombligo, producto de una picadura. La llevaron al hospital local, donde recibió un primer tratamiento genérico. Luego fue derivada al Hospital de Agudos José Penna, en la misma ciudad bonaerense, donde recibió el antídoto específico para el veneno de la araña, cuyo nombre científico es Loxosceles .

Si bien su evolución es buena, la nena continúa en observación en terapia intensiva por las graves lesiones que sufrió en la piel y por las afecciones que presenta en el hígado y los riñones. Cuando ingresó a terapia intensiva los médicos le suministraron el antídoto que frenó la acción del veneno. El veneno de la araña Loxosceles es potencialmente mortal en función de la cantidad inoculada y la edad de la víctima. La doctora Natacha Zubismendi, del hospital Penna, señaló que “la niña presentó una forma de picadura de las más graves, llamada cutáneo visceral con alteraciones de la piel y de función de órganos como la coagulación, el riñón y el higado”.

Christian Dokmetjian, Director del Instituto Nacional de Producción de Biológicos del Instituto Malbrán, le explicó al portal Infobae: “Fabricamos el antiveneno. Es uno de los más difíciles de obtener y se distribuye a todas las provincias ya que es un araña que se encuentra a los largo de todo el país, sobre todo en zonas rurales. No son tan comunes en las ciudades”.

La “araña del rincón” es llamada de esa manera por su capacidad de esconderse en zócalos, grietas y rincones de difícil acceso y poca higiene. Son de color marrón claro, no miden más de 3 centímetros, se mueven velozmente y tienen la cola peluda. Suelen aparecer en épocas de temperaturas elevadas y en lugares con poca luz. También es conocida como “araña violinista”, por la forma que toma la herida de su mordedura en la piel. La picadura provoca intenso dolor, muchas veces descripto como un pinchazo, y luego sensación de quemazón. En algunos casos aparecen fiebre, escalofríos, náuseas, sudoración, dolor de cabeza, abdomen y agitación.

“A veces uno no reacciona ante una picadura y desiste de ir a atenderse a un hospital. Lo que hay que saber es que, en estos casos, el tiempo juego un rol importante porque el veneno actúa de manera más potente cuando son menores de edad, por su tamaño y su peso. Hay pocos especialistas en el país que saben detectar que se trata de la picadura de esta araña”, precisó Dokmetjian. Su veneno contiene poderosas enzimas que destruyen todo lo que tenga proteínas, pudiendo ser 15 veces más tóxico que una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico.

“El antídoto hay que aplicarlo enseguida, de forma endovenosa, antes de que el veneno afecte a los órganos. Si se deja pasar el tiempo y el veneno llega los mismos, lo que resta es esperar que el organismo lo elimine por la orina”, señaló el médico, quien además advirtió que en algunos casos la picadura puede provocar una hemorragia fatal. Las picaduras cerca de la cabeza son las peores, dado que actúa más rápido porque afecta la irrigación sanguínea”, explicó.

Ante una picadura, los expertos aconsejan poner hielo en la zona y acudir rápidamente al médico. También, fotografiar o llevar el ejemplar para su identificación y pronto diagnóstico. Está prohibido darle al paciente medicamentos por boca o friccionar con alguna sustancia el lugar de la picadura.