Sierra de la Ventana, Martes 07 de abril 2020
Buenos Aires | Argentina

Kicillof recibió a intendentes de Cambiemos para destrabar la reforma impositiva. Bordoni participó de la reunión.

“Fue una reunión muy constructiva”, mencionó el gobernador tras el encuentro. La próxima semana volverá a intentar avanzar con el proyecto.
En un día clave para la reforma impositiva en Provincia, Axel Kicillof recibió a los intendentes de Juntos por el Cambio para tratar de destrabar el proyecto, que está empantanado por la falta de acuerdo político entre el oficialismo y la oposición.
La reunión se desarrolló en la sede de la gobernación en La Plata, y se prevén “gestos” del mandatario bonaerense a los intendentes para conseguir el respaldo necesario para avanzar con la iniciativa. Como la baja “virtual” del aumento del 75% en una de las alícuotas en el Inmobiliario Urbano y la decisión de no quedarse con el 20% de la recaudación de las patentes de vehículos modelo 2009.
El encuentro se produjo luego de la frustrada sesión de la semana pasada en el Senado bonaerense luego de que Juntos por el Cambio, el principal bloque opositor, no diera quórum por considerarlo un “impuestazo”. Con la propuesta estancada, el gobernador bonaerense está dispuesto a hacer concesiones para reflotarla y avanzar hasta lograr su sanción.
Kicillof recibió a 12 jefes comunales de Juntos por el Cambio y otros representantes de distintos municipios, y tuvo una impresión cara a cara de los posicionamientos de los jefes territoriales opositores, en la previa a su nuevo intento de avanzar con el proyecto.
El cónclave comenzó con un discurso de Kicillof, que hizo un pantallazo del estado en que se encuentran las finanzas de la provincia de Buenos Aires. Luego, planteó la idea de mejorar la coordinación entre la Gobernación y los municipios y finalmente introdujo la cuestión de la ley impositiva.
En relación a la propuesta que Kicillof le hizo a los intendentes de rebaja en el Inmobiliario Urbano, se implementará mediante una compensación por pagos adelantados u otras técnicas que alivien esa presión en la escala más alta de los propietarios.
El propio gobernador habló de esta posibilidad en la conferencia de prensa que dio el viernes pasado, cuando dijo que los pagos adelantados para los que se encuentran en la cúspide de la pirámide tendrían un 20% de descuento en la factura. Las categorías más bajas de los Inmobiliarios pagarían 15% de actualización y las categorías superiores llegarían hasta 75%, de acuerdo al proyecto original. La alternativa incluiría una nueva actualización en la segmentación que va desde el 15% hasta el 55% en la suba impositiva.